Bienvenida, soy Cynthia

Actualizado: 21 jul 2021

Si llegaste hasta aquí supongo que tienes curiosidad por saber quién soy y conocer mi trabajo y me gustaría contarte un poco más para que te decidas a que entrenemos juntas.


  • Estudié Educación Física en Argentina y en el año 2006 homologué mi título al de Licenciada en Actividad Física y Deportes de España.

  • En mi tercer año de carrera tuve Danza por primera vez en mi vida y me enamoré. Descubrí el Ballet y la Danza Contemporánea como vías para descubrir el propio cuerpo y el movimiento.

  • Tanto me gustó bailar que comencé con el Tango hasta que me hice bailarina profesional y profesora y viajé por muchos lugares de Europa dando shows y workshops.

  • Llegué al Pilates como alumna porque tengo escoliosis y sufría de dolores constantes en la espalda (sí, sí, las profes no somos perfectas!). Me hizo tan bien que estudié la formación para ser instructora en Argentina con la misma profe que me hizo olvidar el dolor de Espalda.

  • Tranquila, no voy a soltar el rollo de todos los cursos y las formaciones que hice en 20 años de carrera pero sí quiero que sepas que siempre estoy estudiando y actualizándome para dar lo mejor a mis alumnas. Este 2021 estoy haciendo una formación de Anatomía y Suelo Pélvico y en octubre empezaré una Formación de 200 hs de Pilates para actualizarme.

Debo reconocer que tengo una visión un poco romántica de entrenar. La vida moderna adormece nuestro cuerpo pero el cuerpo fue hecho para el movimiento. Hacer ejercicio físico regular me parece fundamental no sólo para el cuerpo sino para la mente.


Los resultados de hacer ejercicio regular no llegan por arte de magia sino con la constancia, la concentración, el compromiso, las ganas de cuidarse y hacerse el lugar en la agenda (y defender ese lugar porque la rutina atentará asiduamente para que abandonemos), interés por aprender a entender y cuidar el cuerpo y adoptar hábitos saludables (ejercicio, alimentación, hidratación, descanso).


La mala suposición de que una clase fue genial si al otro día no te podes levantar de la cama tampoco tiene que ver con mi forma de trabajar. A mi no me gusta cuando hago una clase no poder moverme al otro día. Tengo vida, trabajo, un hijo. Claro que se activan músculos que estaban más olvidados y al principio hay sensaciones pero el placer por las agujetas que te dejan tres días caminando como robot no lo comparto y no castigo a mis alumnas. Y no por eso entrenan menos.


Y por último, y para esto te conté que soy bailarina, creo en un trabajo integral del cuerpo. Trabajar sólo glúteos, abdominales, piernas lleva a una foto bonita en el verano pero a un cuerpo desbalanceado y nos perdemos de trabajar los pies que son la base de nuestro cuerpo, el equilibrio y la coordinación que parecen no ser populares, fortalecer la espalda y mejorar la postura, tener unos brazos fuertes o cuidar nuestro suelo pélvico. Para mí todo es igual de importante.


Te propongo trabajar juntas para que el ejercicio físico sea parte de tu vida y que aprendas a moverte, que mejores tu postura, que te sientas más activa, fuerte y enérgica y que disfrutes de tu cuerpo y los efectos del ejercicio en él pero también que te reencuentres contigo misma dedicándote un momento para cuidarte. Bienvenida!




57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo