POSTURA SANA PARA MADRES (Y NO MADRES)

Actualizado: 9 nov 2021

Tengo el privilegio de estar dando unas formaciones específicas para familias a través de Llars de Criança https://llarsdecrianca.cat/ en el marco de un interesante y necesario apoyo a las familias para cuidar su salud . Les comparto el artículo publicado hoy.


Solemos acordarnos de la postura cuando tenemos DOLOR DE CUELLO Y ESPALDA. En ese caso vamos a algún profesional que nos medique o nos haga alguna maniobra que quite el dolor pero pocas veces nos preguntamos la razón del dolor y qué podemos cambiar en nuestra vida cotidiana para prevenirlo.


Los dolores de cuello y espalda pueden aparecer por diferentes causas:


  • Contracturas musculares

  • Malas posturas

  • Debilidad de la musculatura de la espalda y abdomen.

  • Sedentarismo.

  • Estrés

  • Esfuerzos físicos por encima de la capacidad de nuestro cuerpo.

  • Falta de descanso

  • Hernias discales

  • Otras patologías degenerativas de la espalda

Una postura activa y sana es fundamental para el equilibrio de las funciones vitales, el equilibrio del aparato músculo esquelético y la calidad de vida. Y es fundamental no sólo trabajar para liberar tensiones y disminuir dolores crónicos derivados de desarreglos posturales si no que es importante trabajar en la PREVENCION.


¿CUAL ES LA CORRECTA POSTURA?

Teniendo en cuenta que cada cuerpo es diferente y tiene su historia, voy a mencionar unas referencias de manual mirándonos de perfil para empezar a observarnos:

  • La cabeza debería estar encima del tronco y entre los hombros. Mientras más cuelgue la cabeza por fuera del eje del cuerpo, más tensión habrá en cervicales. ¿Acercas tu móvil hacia tí o dejas colgando la cabeza para leer el móvil?

  • Los hombros deberían estar a la misma altura y sobre las caderas. Si caen por delante se cierra el pecho , se aplasta el diafragma, se encorva la espalda y el peso del torso cae sobre el suelo pélvico y si caen por detrás hay tensión pecho y la zona lumbar.

  • La Pelvis debería estar debajo de los hombros. Si se adelanta hay tensión en lumbar y si se retrasa se bloquean las caderas.

¿POR DONDE EMPEZAMOS A MEJORAR NUESTRA POSTURA?

Un buen comienzo es empezar a observarnos y a conectar más con lo que pasa en nuestro cuerpo. Suele suceder que creemos que estamos en una posición pero en realidad estamos en otra. También observar cómo nos movemos y cómo hacemos esfuerzos cuando los hacemos:


  • Al tener el niño en brazos ¿usas el abdomen para sostener la postura o cargas en lumbar?

  • Al dar el pecho ¿te sientas con la espalda erguida activando abdomen y suelo pélvico o te encorvas hacia adelante?

  • Al empujar el carro de paseo ¿lo haces con la fuerza de brazos y tu movimiento o el torso va por delante de las piernas y cargas zona lumbar?

  • Usando mochilas de porteo ¿te vences hacia adelante, sostienes el peso del niño en lumbar y glúteos o activas abdomen y vas con la espalda larga?

  • ¿Usas la espalda o las piernas para levantar un peso del suelo?

Lo que sigue es pensar nuestra postura no como algo estático sino como una POSTURA ACTIVA porque es nuestro propio cuerpo el que debe erigirse contra la gravedad para mantenerse erguido activando la musculatura de sostén.

¿COMO SE SOSTIENE NUESTRO CUERPO?


Aquí entra en escena el CORE o CENTRO que es el corsé natural del cuerpo y va desde la parte inferior de las costillas hasta el final de la pelvis. Incluye Diafragma, músculos abdominales, músculos de la zona lumbar, Suelo Pélvico, músculos de alrededor de las caderas y glúteos.

El ejercicio físico regular es la mejor medicina preventiva ya que tener un cuerpo fuerte y flexible nos ayuda a hacer frente al día a día. Y en época de redes sociales y clases gratuitas por YouTube debo aclarar que no todo es válido para todos y que es importante también tener un profesional del ejercicio y la salud que observe nuestro cuerpo, detecte qué necesitamos mejorar y adapte los entrenamientos y ejercicios a lo que realmente nos hará mejor.

RESUMIENDO


Para mejorar y cuidar nuestra postura nos ayudará:


  • Una espalda fuerte y flexible.

  • Un CORE que sostenga.

  • Observar hábitos posturales y modificarlos si están generando carga.

  • Realizar pausas activas si tenemos que pasar mucho tiempo en una posición (por ejemplo de pie o sentados en el trabajo)

  • Incluir hábitos saludables como ejercicio regular, alimentación sana, descanso reparador.

Si necesitas aprender a cuidar tu postura, cada Martes 8.30 am (hora España) doy clase de POSTURA SANA para mujeres con poquito tiempo. por ZOOM en vivo y con correcciones y en grupo de 6 mujeres para una atención personalizada. Consúltame!







38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo