SOMOS LO QUE COMEMOS. ¿CAMBIAMOS HABITOS ALIMENTICIOS?

Cuatro son los pilares que tenemos que cuidar para sentirnos saludables y con energía: ALIMENTACION SANA, HIDRATACION, EJERCICIO FISICO REGULAR y CORRECTO DESCANSO. Son como las patas de una mesa y en cuanto alguna falta, la mesa no puede sostenerse.


Se acerca el nuevo año y es una época dónde nos nacen ganas de cambiar y mejorar cosas de nuestra vida. Compartiré diferentes post para aprender de cada tema y poder hacer cambios concretos en nuestra vida.


Empezamos con ALIMENTACIÓN SANA :


  • Comemos mucho más de lo que necesitamos: por estrés, ansiedad, aburrimiento, desconocimiento. Te invito a escuchar el cuerpo y a ver si cada vez que quieres comer es porque realmente tu cuerpo te está pidiendo alimento o porque te lo está pidiendo tu mente.


  • Cuándo tu cuerpo te pide recargar entre comidas, ¿Qué le das? ¿Una fruta, un snack sano como una tostada integral con aguacate, frutos secos? ¿O grasas trans, bollería industrial o cualquier cosa del súper con azúcar?


  • ¿Cuántas frutas y verduras consumes en tu menú? Se aconsejan 5 piezas de fruta y verduras al día para aportar a nuestro cuerpo las cantidades de vitaminas y fibras que necesita para funcionar correctamente.


  • ¿Consumes proteínas? El cuerpo utiliza la proteína para generar y reparar tejidos, producir enzimas y hormonas, estabilizar la glucosa en sangre y también entre ellos, construir músculo. Huevo, quesos bajos en grasas, carnes blancas, legumbres aportan proteínas y son fundamentales para nuestra salud.


  • ¿Consumes harinas blancas o integrales? Las harinas blancas refinadas aumentan los niveles de glucosa en sangre, aportan más calorías sin saciar y en su proceso de refinamiento han perdido nutrientes y minerales. Si eres de las que incluye en su dieta pan, pasta, pizza, arroz intenta cambiar a su variedad integral que aportan más proteínas, vitaminas y minerales, fibra y te darán más sensación de saciedad que las harinas blancas.


  • Aumenta la ingesta de fibra en tu dieta para favorecer el correcto tránsito intestinal y la eliminación de toxinas.


  • Aumenta la ingesta de grasas... ¿Pero no queremos reducir la grasa corporal? Aquí tengo que decirte que hay grasas buenas también que son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo: aceite de oliva, frutos secos, atún y salmón, aguacate, semillas ayudan a mejorar los niveles de colesterol en sangre, y contribuyen a la salud de nuestro sistema nervioso.


Te animo a prestar atención al alimento que le das a tu cuerpo y a observar cómo te sientes después según lo que comes. Es probable que si comes algo con azúcar o harina te sientas agotada y vacía de energía y si comes una gran ensalada o fruta te sientas rebosante de vitalidad. ¿Probamos nuevos hábitos para mejorar nuestra alimentación?





31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo